martes, 1 de septiembre de 2015

La disciplina positiva

La disciplina positiva, que llamaremos  en adelante DS, es un enfoque psicológico que tiene ya algunos años de aplicación en la crianza de niños y en la educación regular, como todo enfoque psicológico, no tiene desarrollada una teoría propia que la sustente, mas bien, aplica principios de otras teorías validas ya comprobadas  y/o en vía de comprobación. Los principios de aprendizaje que aplica la DS, son los del conductismo en su mayoría y los del humanismo, en lo que respecta al humanismo está enmarcada la forma de presentar y de aplicar los principios conductuales, aunque en realidad, la creencia de que la aplicación de los principios conductuales eran tiranos se debe más  al desconocimiento de aquellos que ignoran como funcionan los principios de aprendizaje de la conducta humana y de algunos intereses que han tratado siempre de imponer sus propias teorías, y se debe también, a la forma inapropiada en que fueron aplicadas. En fin, lo que busca la DS es aplicar al niño o adolescente una disciplina no autoritaria, sino una disciplina objetiva aplicando principios del aprendizaje conductual, pero basándose principalmente en la prevención, es decir en los antecedentes que preceden a la conducta problema y una vez aparecida la conducta problema, enfocarse en las soluciones y prevenciones para que no se repita. También aplica consecuencias, pero las divide en consecuencias naturales y consecuencias lógicas de las que hablaremos en otro artículo.

La disciplina que aplica la DS debe ser vista por quien la recibe como una enseñanza, más que como disciplina impuesta la fuerza, algo natural y obvio, más que castigo o exigencia, aplicado de manera tal que respete los derechos del niño y su dignidad como persona, evitando otras consecuencias psicológicas como temor, baja autoestima, frustración y lo que llaman algunos psicólogos “desesperanza aprendida”, secuelas de aplicar una disciplina tirana y dictadora.


Tiene también como objetivo fundamental pensar en la solución de problemas como enseñanza y prevención de conductas disruptivas. Sin embargo siendo un marco en donde se aplica los principios conductuales, comparte con este, la necesaria rigidez en la aplicación de esos principios, sin embargo como ya se dijo, su rol fundamental es la enseñanza de conductas adecuadas, basado en conceptos de que un exceso de conducta disruptiva o problema, se debe principalmente a una escases de conductas adecuadas que deben ser aprendidas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

haz tu comentario aqui

La sensibilidad al estrés en los niños con Trastorno Negativista Desafiante.

  La etiología del trastorno negativista desafiante, en adelante TND, son múltiples, por un lado, la herencia que según algunos estudios pod...